Notas. Irlanda no descansa en, El viento que acaricia el prado.

Irlanda no descansa
The wind that shakes the barley /
El viento que acaricia el prado (2006) de Ken Loach

the-wind-that-shakes-the-barley

Es una de las películas de Ken Loach, no tan Ken Loach, como las otras de Ken Loach.

El viento que acaricia el prado, cuenta la lucha por la independencia irlandesa (1919-1921) y lo que luego se desencadenó en la guerra civil irlandesa (1922-1923). Todo anclado en la relación de unos pocos hombres y mujeres en un pueblo de Irlanda. En cómo debieron asumir sus responsabilidades para quitarse de encima a los soldados ingleses, y de cómo luego cayeron en diferencias internas por los tratados propuestos por el gobierno británico.

Acompañando a “The bóxer” y “En el nombre del padre”, ambas del director Jim Sheridan, esta es otra película de búsqueda de justicia y reconocimiento por los derechos y valores del pueblo irlandés. Nos muestra la vehemencia con la que la corona británica tomaba lo que le daba la gana y dejaba el resto sin importarle las repercusiones o consecuencias sufridas por el pueblo. La lucha inhumana que debió encarar y llevar adelante Irlanda, siendo abusada constantemente por los pueblos vecinos. Si bien, esta no es una película irlandesa como las otras dos, y su director tampoco es irlandés como sí lo es Sheridan, Ken Loach elige un lugar desde el cual posicionarse y no deja dudas al respecto.

The Lost Honour

Se muestra el comienzo del IRA, una organización guerrillera irlandesa de resistencia contra los ejércitos extranjeros, que es aún protagonista en las películas de Sheridan. Resulta increíble cómo lo que une a las tres películas, más allá de su origen, o de sus intenciones, es cómo y quizás sin buscarlo para nada, los elementos que las componen, son exactamente los mismos. El IRA haciéndose presente, haciendo ruido de la manera que le sea posible en su lucha por la resistencia. Y el pueblo irlandés, sufriendo las consecuencias de una guerra silenciosa pero presente en cada momento de sus vidas. Si uno lo piensa, es difícil de creer, que un irlandés de 1920 esté atravesado por el mismo conflicto que un irlandés de 1990.

maxresdefault

Inglaterra no quiere quitar sus manos de Irlanda, y eso repercute en la vida de todas y cada una de las personas. Por más apolítica que sea tu posición, por más sencilla que sea tu búsqueda. Ninguno de estos personajes buscaba ser reconocido, ninguno buscaba una carrera política, o hacer valer la justicia o los derechos de sus compatriotas. Ellos eran todos hombres sencillos, que sólo querían vivir tranquilos. Pero todos, todos se vieron involucrados y turbados por esta guerra interminable.

kinopoisk.ru

Ahí está el costado que conocemos de Ken Loach. En su representación de lo marginal, de las injusticias, de los discriminados. Pone en pantalla un grito político, una mirada atravesada por una realidad social que necesita ser mostrada. En la Inglaterra de los 90, y hasta en la Irlanda de los 20.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s