Notas. Siempre te recordaremos Zatoichi, unas palabras sobre la historia del espadachín ciego.

Siempre te recordaremos
Zatoichi” (1962 – 1989)

image-w856El espadachín ciego, un personaje de ficción japonés ubicado en el final del Período Edo (1830-1840), que vaga de pueblo en pueblo enroscándose en todo conflicto que necesite del filo de su espada. Es un viajero solitario, aparentemente inofensivo, que ofrece sus servicios como masajista. En su juventud fue un temido asesino yakuza, ahora busca redención ayudando a quienes lo necesiten.

Zatoichi llegó a las salas de cine en 1962 y desde ahí, no se detuvo. Perteneciendo al cine Chanbara, un subgénero desprendido del Jidaigeki, el drama de época japonés, realizó aproximadamente una película por año durante 27 años, hasta su última aparición en 1989. Se estrenaron 26 largometrajes dedicados exclusivamente a sus aventuras, todos interpretados por el actor Shintaro Katsu.

Es quizás el personaje con la saga más extensa en la historia del cine. Además de su presencia en la pantalla grande, también protagonizó una serie televisiva emitida entre 1974 y 1979 de exactamente 100 capítulos.

PJ-BT366_zatoic_GR_20140224203136

 Con amores y desamores, amistades y enemistades, Zatoichi nunca pudo tener un viaje tranquilo. Su cabeza, por alguna razón, siempre tiene un precio, lo que lleva a cientos de asesinos a intentar cortarla. Lo que sucede es que la ceguera del espadachín no es para nada una limitación. El bastón que usa para no tropezarse, es además la funda de un sable, corto pero rápido como pocos. Con mucho estilo, Zatoichi empuña su katana al revés que todos los espadachines. Con el filo hacia abajo, libera la espada del falso bastón y corta la piel de todo el que se le enfrenta. En un abrir y cerrar de ojos, los espadachines se llenan de sangre y caen muertos al piso.

Algo interesante en Zatoichi, es este heroísmo que lo distingue y lo hace una figura 4653e069ed7369840191e8bf38ab8dc9_XLpopular, un héroe popular. Es un masajista pobre, que se ve obligado a desenvainar su espada. Él nunca ataca, nunca busca el duelo. La forma misma de sostener el sable, al revés que el resto, corresponde a un estilo de arte marcial relacionado justamente con el desenvainado y envainado de la katana, que le permite defenderse o atacar al mismo tiempo que desenvaina. Esto se debe a que así es cómo él sostiene el bastón de ciego, y al momento de arrancar un combate, no necesita desenvainar antes para luego atacar, sino que lo hace todo en un mismo movimiento. Puede entonces sorprender a sus contrincantes con este “falso” bastón que en un segundo se transforma en un arma mortal. En el momento en que sus rivales intentan asaltarlo en los caminos, aprovechándose de su ceguera, es cuando Zatoichi hace un movimiento y les corta el sable por la mitad, si eso es lo que pretende. Si lo cree necesario, también atravesará la piel de su rival casi sin que este lo perciba. Él, seguirá caminando, porque no pretende más de ese enfrentamiento. Zatoichi se defiende, nunca ataca.

zatoichi-21-10

El atravesar tantos años de la mano del mismo personaje, hace también que este personaje atraviese muy distintos momentos en la historia del cine. Pensemos que arrancó en los años 60, y terminó casi en los 90, los años claves y necesarios para tener el cine que hoy tenemos. El paso por los 60 el “nuevo cine”, la llegada de la televisión y su influencia en el cine de los 70 y 80, así como también muchos otros movimientos artísticos que tuvieron confluencia en el cine. Zatoichi arrancó sin sangre y en blanco y negro, para terminar a puro color y manchando las paredes con las entrañas de sus rivales.

260789-samurai-movies-zatoichi-meets-yojimbo-wallpaper

Lo llegaron a enfrentar incluso con otra leyenda del cine chambara japonés, el siempre recordado Yojimbo (de la película “Yojimbo-1962- de Akira Kurosawa) interpretado por Toshiro Mifune, en una muy recordada película: “Zatoichi meets Yojimbo” (1970).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s